• Comunicaciones

‘Fue una pesadilla, y lo peor de todo es que mi familia no me creyó'


Betsy Bermúdez Lanchero ha descubierto que ni el hierro ni las máquinas que ha tenido que aprender a manejar en el único empleo que consiguió un mes atrás son tan duras como la prueba que le planteó la vida el día que las manos de su papá ultrajaron su cuerpo por primera vez. para seguir leyendo haga click aquí


46 vistas

SIGUENOS EN REDES SOCIALES

  • Instagram Social Icon
  • Wix Facebook page
  • Twitter Classic
  • c-youtube

© Red de Mujeres Vìctimas y Profesionales 2016. Created with Wix.com