Fundir y martillar las armas de las Farc: este fue el acto de catarsis de las víctimas

“Las rayas que dejaba en las láminas significaban las cicatrices que me dejó el conflicto", dijo una de las mujeres que participó en la elaboración del "contra-monumento". Una casa colonial de adobe que data del año 1500, al sur de la casa de Nariño, tiene incrustado en un muro un letrero que dice “Fragmentos”. Las letras son huecas y al fondo se puede ver algo de lo que hay adentro. Con armas fundidas de la guerra se hicieron 1.300 placas de metal negro, que cubren los 800 metros cuadrados de la edificación. El metal de las placas en el piso parece arrugado, como si fuera papel. A estas placas en el piso le dieron forma 20 mujeres víctimas de violación sexual durante el conflicto armado. Es

SIGUENOS EN REDES SOCIALES

  • Instagram Social Icon
  • Wix Facebook page
  • Twitter Classic
  • c-youtube

© Red de Mujeres Vìctimas y Profesionales 2016. Created with Wix.com